5 min read

CARTA #1 La Nostalgia

🥳¡La primera carta de Una Fiesta de Pijamas con Monica Galan! Nostalgia, el revival de los 90, foto vergonzosa, y varias recomendaciones y tesoros.
CARTA #1 La Nostalgia

¿Qué tal va?

🎶 Vamos a empezar poniendole banda sonora a esta fiesta. Dale al play.

¡Bienvenido a la primera carta de nuestra fiesta de pijamas! Este es un ratito que compartimos y en el que espero que encuentres ideas, consejos y reflexiones que te gusten. Estas cartas te llegarán cada dos viernes, para que las disfrutes tranquilamente durante el fin de semana.
Esta fiesta la montamos entre todos, así que no dudes en mandarme sugerencias a hola@unafiestadepijamas.com


La Nostalgia

La primavera se resiste a llegar a Inglaterra. Los días siguen fríos y sorprendentemente ventosos. Aún así, organizamos largos paseos y excursiones de día. Aquí no puedes dejar que el clima decida siempre por ti. Creo que mi ¼ soriano me protege un poco del frío. Y pese a todo, disfruto de cada momento fuera de casa como hacía tiempo que no hacía.

Desde que se suavizaron las restricciones hemos visitado varios lugares. El primero, Richmond y la ribera del Támesis, en un día cálido y de cielos limpios y azules, con adolescentes lanzándose despreocupadamente en ropa interior al río desde los puentes de metal, familias y golosos haciendo fila en el camión de los helados, perros bañándose cerca de la orilla y parejas cogidas de la mano. Entre la música de los altavoces de los grupos de chavales, escuché a una elegante mujer decirle a su amiga: “¡Esto parece la Riviera francesa!”

Hemos paseado por las colinas y los bosques de Guildford, al sur de Londres, en la comarca de Surrey. Hemos explorado el Rothamsted Park en Harpenden, galardonado como zona verde y con una parte destinada a la investigación en agricultura. Hemos pasado un día visitando la medieval Leicester y alrededores, donde se celebra la fiesta Diwali más grande fuera de la India. Hemos recorrido las vías verdes de la zona en la que vivimos de arriba a abajo. Y no ha importado viento, frío e incluso algo de lluvia. Nos hemos visto atrapados por súbitas granizadas y por arcoiris entre copos de nieve. Dicen que las aventuras comienzan fuera de tu zona de confort, y llevábamos muchos meses con sed de exploración.

Si la primavera era la promesa de poder empezar a salir de casa después de más de tres meses confinados, el verano nos trae la esperanza de poder volver a viajar. De ir a España a abrazar a los nuestros, de comer nuestras delicias y de tomar una copa de vino (decente). ¿Será posible?

El veranito. Mmmm.

¿Os acordáis de los veranos de la adolescencia? Con su luz dorada, sus chapuzones con olor a cloro, los calipos, las partidas de cartas, los primeros besos, las piernas morenas y fuertes de pedalear en la bicicleta. Los cassettes que intercambiabas con los amigos, las postales con manchas de helado escritas a boli bic. Las verbenas, los primeros tragos, la lluvia de estrellas de San Lorenzo. En mi caso, el olor a bosque y la chaqueta vaquera al llegar la tarde.

¡Qué nostalgia! ¿Qué nos ha pasado en el último año que nos hemos vuelto tan nostálgicos? Echamos de menos un tiempo pasado. ¿Por qué miramos a la adolescencia? ¡Menudo revival de los noventa! Camisetas de Nirvana, vaqueros cortados a tijera que vuelven a traer locas a las abuelas, las converse desgastadas.

¿Vivíamos más intensamente? Quizá por las hormonas, quizá el efecto mágico de las primeras veces. Y, ¿sabes? Después de este año tan de m*erda, el próximo verano que podamos disfrutar en libertad, se sienta todo como nuevo, y vivamos tan intensamente, construyamos recuerdos tan potentes, que será tan especial como esos veranos juveniles. Y quizá, tan sólo quizá, en mis cartas del futuro, hablemos con nostalgia de los veranos de la década de los 20.

JUEGO

Te propongo un juego, ¿por qué no hacemos un auténtico revival y compartimos unas fotos de cuando éramos adolescentes? Se me ha ocurrido el hashtag #nostalgiaadolescente

Comparte una foto tuya en Twitter o Instagram en plena tontuna juvenil, yo me lanzo la primera. Seguro que además de recordar tiempos felices nos echamos unas risas.

Matame camión. (Si no me conoces, soy la mocosa de la izquierda del todo)

Cosas que me han flipado esta semana:

📚 Leyendo. La biblioteca de la Medianoche de Matt Haig. Continuando con el tema de la nostalgia, esta novela, que se ha convertido en una de mis favoritas, nos invita a imaginar todas las vidas que no hemos escogido. ¿Qué hubiera pasado si hubieras elegido otra profesión, otra pareja, otro lugar para vivir, si hubieras perseguido un sueño loco…?

🙈 Viendo. Me he aficionado a este relajante canal en Youtube llamado Her 86m2. Una vientamita afincada en Alemania nos muestra fragmentos de su vida en su apartamento. Tiene un huerto imposible en el balcón, hace comidas deliciosas y da paz mental ver sus vídeos. Que en estos tiempos no es poco.

🎧 Escuchando. Uno de mis vicios confesables es salir a andar mientras escucho un podcast. Uno de mis favoritos es Deforme Semanal Ideal Total de Isa Calderón y Lucía Lijtmaer que están como dos 🐐 y con las que no sólo me parto de risa si no que además aprendo un montón sobre el tema que tratan en cada episodio. Algunos de sus títulos: Perversos Narcisistas, Placer Culpable, Idealización, La Diva… Una maravilla.

💆‍♀️ Disfrutando. Esta no-primavera ha hecho que mi piel esté muy seca. Me he dado un capricho y he comprado algunos productos de cosmética coreana de la marca Etude para piel sensible, además de una mascarilla de noche para los labios que me levanto con dos pétalos de rosa por morretes, y que además tiene un olor suave y deliciosos a vainilla. Desde que los uso noto la piel cómoda e hidratada, y además disfruto de esos cinco minutitos que me dedico mañana y noche.


Espero que hayas disfrutado de mi primera carta tanto como yo escribiéndola. Si conoces a alguien al que le pueda gustar tambien, invítale a suscribirse Una Fiesta de Pijamas.
Nos vemos en dos semanas.

¡FELIZ FIN DE SEMANA!

¡Hola! Soy Mónica Galán. Ilustradora y escritora afincada en un pueblo precioso en Inglaterra. ¡Bienvenida a esta Fiesta de Pijamas! Ponte tus mejores galas de estar por casa, prepara algo rico de beber y disfruta de estas cartas llenas de recomendaciones y trocitos de mi vida.

La anfitriona de esta Fiesta.